¿Una receta con crema praliné de pistachos? Mira esta receta de Merluza rebozada con esta combinación

Este praliné no es tan dulce como la crema praliné que se utiliza en los postres, aquí utilizamos pistachos salados y añadimos una pequeña proporción de azúcar.

Esta receta de Gastronomia y cia de Merluza rebozada no tiene ningún secreto en la elaboración, hanaprovechado la elaboración de este pescado para probar otra de las harinas de Santa Rita, la harina de frituras de pescados, que dicho sea de paso, nos parece un producto muy interesante, pues sin necesidad de utilizar huevos ni leche, obtenemos un rebozado homogéneo, dorado y crujiente, es ideal para las personas que padecen alergia a la lactosa o a la albúmina del huevo.

Ingredientes

  • 400 gramos de merluza cortada en bastones
  • harina para rebozar pescado
  • sal
  • aceite de oliva
  • shichimi togarashi (opcional)
  • semillas de sésamo negro.
Praliné de pistachos
  • 80 gramos de pistachos pelados
  • 15 gramos de leche en polvo
  • 20 gramos de azúcar glass
  • 1/2 c/c de te matcha
  • una pizca de sal
  • 15 gramos de aceite de pistacho
  • un poco de agua.

Elaboración

Prepara el praliné de pistachos, una vez pelados, ponlos en el vaso de la Thermomix o en una picadora que puedas triturar y mezclar, añade el azúcar, la sal, el té matcha y la leche en polvo y tritura a golpe de turbo y bajando los ingredientes de las paredes del vaso. Después mezcla unos minutos hasta que el calor haga que se desprenda el aceite de los pistachos

Pasa el praliné a un recipiente y añade un poco de aceite de pistacho (en su defecto utiliza otro aceite vegetal suave) y mezcla bien, si quieres aligerarlo un poco más, añade unas gotas de agua. Reserva.

Limpia bien el pescado y córtalo en bastones, sécalo bien, sálalo al gusto y rebózalo como haces normalmente. Después fríelo en abundante aceite de oliva caliente hasta que esté dorado y crujiente.

Sirve en los platos pequeñas cucharaditas de praliné de pistachos y coloca sobre cada una de ellas la merluza rebozada. Espolvorea con un poco de shichimi y el sésamo negro y sirve inmediatamente. ¡Buen provecho!